“Wszczęciu”

… Así dice el Google Translator que se escribe en polaco el título contrario a mi post anterior, “Koniec”.

Ctrl+Alt+Del

“Inicio”, debía llamarse este. Porque hoy morí y nací un par de veces. De pronto. Solitaria, insignificante. Sin que nadie más que yo estuviera para verlo. Para exagerarlo. Para estar todavía, sentada frente a la pantalla de la PC, con ganas de tomarme un trago de Havana Club: a mi salud (y la de mi familia).

Después de una mañana totalmente improductiva y desganada, a las 5 de la tarde, con apenas un vaso de leche en el estómago y varias horas escuchando a Tanya, a Gema 4, y a  Gema y Pável en You Tube (por favor, no me pregunten por qué, pues no lo sé!), me fui al supermercado. A la vuelta, cargada, en bicicleta, frené, abrí la puerta de la entrada, alcé el timón para entrar al sótano y… me quedé con el timón y el tenedor separado de la rueda delantera. Vine así desde el super… ¿1 km, 2, no sé? Podía haber perdido la rueda en el cruce de tres calles y el tranvía. No habría tenido tiempo ni control para reaccionar. Pero llegué. Morí  sólo un segundo, en ese cruce. En mi mente. Mientras la rueda caía delante de mi puerta.

Ya en casa, frente al computador, el blog de un amigo me alertó de un temblor de tierra en Artemisa (el pueblo vecino de mis abuelos en la provincia de La Habana). No pude terminar de leer. Se me aceleró la respiración y marqué volando un número de teléfono. Ellos están bien. No supieron siquiera cuándo tembló la tierra. Lo vieron en las noticias. Prensa Latina dice que fueron un temblor de 4,1 grados en la escala de Richter, dos réplicas de 3 y una de 2,8 grados. Mi abuelo, que escuchó no sé donde que algo así había sucedido alrededor de 1858… Y que la falla tectónica afecta la zona de Santa Cruz, Guanajay, Mariel, Artemisa… Y que él no sabe qué es lo que está pasando, dice (que para él que los científicos andan haciendo “juegos diabólicos”  y removiendo la tierra por todo el planeta).

Entre terremoto y bicicleta, se me tupió la lavadora, se me enfrió el café, me olvidé de guardar a tiempo la compra en el refrigerador y un largo etcétera de ínfimas desgracias personales de este sábado me confirman que debo poner punto, final, “koniec”, y empezar de cero, re-iniciar el día, re-novar, “wszczęciu”. Cerraré los ojos. Pondré el despertador para dentro de un minuto. Los abriré. Me tomaré un trago de ron. Con la barriga vacía. A mi salud. Y la de mi familia. Y me prepararé un almuerzo rápido, de 8 y media de la noche, “antes que anochezca”.

Anuncios

7 Respuestas a ““Wszczęciu”

  1. Rosa…te entiendo!!
    a veces me ha pasado. a veces he tenido dias asi. Una vez lei un libro medio en broma medio en serio, no recuerdo el nombre, sobre las leyes de murphy y sus implicaciones.
    en una parte hablaban sobre el clásico suceso de cuando vienes con los brazos cargados de cosas, por ejemplo, libros, y se te cae uno…intentas agacharte despacio a recogerlo,…y ahi se te caen todos los demas, jajaja. El libro recomienda que cuando se te caiga un libro, y tengas los brazos llenos con otros, los tires todos el piso. Y empieces a organizarlos desde el principio.
    Cuando tengo dias como el que tuviste, hago lo mismo que tu, que me recomendo ese libro: lo tiro todo pa´l piso, y a empezar con calma y fresco despues. No tengo havana club ahora, pero me servire un vinito…y salud por ti!!!

  2. Graaaaacias miles por el vino y por el comment, pues entre tanta desgracia mínima, de contra no había tenido a quien echarle el suspiro de mi “salvación”!!!! Así que tengo mi roncito en la mano y haré como que brindo con tu copa de vino mientras voy recogiendo los libros del piso (cocinando, guardando la compra, lavando la ropa en la lavadora destupida)… Salud!

  3. Rosa, algo comenté sobre el temblor en Cuba en el “elefante”. Me parece una “distraccion” de los medios cubanos. Es debatible claro.
    A pesar de tu susto, los nervios que seguramente pasaste, algo bueno quedó: Tu familia, tus abuelos en Cuba, saben que te preocupas por ellos, que ante la menor alarma llamas y averiguas como están… y estoy seguro estan orgullosos de su nieta…
    No seamos catastrofistas.. terremotos siempre hubo, hay y habrá… dile a tu abuelo que no se preocupe y duerma tranquilo…
    Todavía tengo un “guayabita del pinar” sin abrir, creo que en un día triste y gris como éste es una buena ocasión para abrirlo…así no tomas ron sola…
    Mis saludos

  4. Pues Salud!, qué bueno saber que no brindo sola!!!! (me sirvo otro entonces :-)

  5. Uppss.. no lo vi a gonza !.. Me uno al brindis, supongo que estas con un tinto chileno… y por hoy, que viva la vida pija !

  6. Asi mismo Mau, un cabernet Misiones. Salud tb a ti!
    los sabados, despues de una semana de trabajo, seguro que viva la vida pija!! jajaja

  7. Rosita, el 2009 me enseñó a mirar siempre adelante, aún en lo peor de lo peor de lo peor. Esos días, semanas o hasta meses grises, te crean una coraza a prueba de misiles y cierto optimismo condimentado con cinismo. Buenas armas para salir a rodar por la vida.

    PS: Me hace muy feliz encontrar tantas intertextualidades, hiper o simples, off line. Creo que en el crucero por el Caribe propuesto por @telegonz seremos muchos, jejeje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s