París is “magique”…

Resumen a retazos de dos cortas visitas a la ciudad, o el pretexto para recordar a un señor simpático en el metro

…se lo decía Humphrey Bogart a Ingrid Bergman en Casablanca, We´ll always have Paris. O Cortázar a su Maga, perdidos y encontrados en el Quartier Latin de Rayuela.

Eiffel, tras los autos que giran en la Place de la Concorde

De regreso a Bonn los envidio… También los envidiaba en Labana!

Nosotros sólo hemos sido turistas de una larga cola para subir la torre Eiffel. Unos guardias a la vista, armados, con armas largas… por si acaso un terrorista. Arriba, la vista increíble desde la mitad que se alcanza por las escaleras, sin cola. Mirada desde aquí, la ciudad parece perfecta. En sus buhardillas vivieron todos los intelectuales y artistas que alguna vez soñamos ser.

En Pompidou...

Un parisino trota por los Champs Élysées. Un mendigo duerme. Una rata atraviesa la estación del metro. Todo París conduce sin control, gira en La Concorde. La columna y la Ópera La Bastille. Tubos coloridos y artistas callejeros en Pompidou. El Sena. Un puré de papa con queso típico del sur. Los precios exorbitantes del Moulin Rouge. El Moulin de la Galette abandonado. Las cúpulas ilumninadas de Le Sacre Coeur… Y una lluvia de Sex Shops en Montmartre.

Sacre Coeur (Sagrado Corazón), de noche en Montmartre

Unas gitanas preguntan si yo “spik inglich” mientras trato de retratar el Arch de Triomphe y salto a otro arco, alineado en La Defense.

En Versailles, uno puede imaginar la ira de los descabezadores de María Antonieta, olvidarla caminando bucólicamente por su aldea artificial.

Louvre a 180°

En el Louvre, la Gioconda le sonríe de un pasillo a otro a la Venus de Milo… o a Rubens y sus cuerpos en orgía, o a los miles de turistas atónitos a pesar de la talanquera, el cristal grueso, las dimensiones de “foto-carnet”, su sonrisa casi imperceptible a distancia.

Pocos se detienen en el Louvre frente a esta "femme noire" de Benoist

Orsay cerró temprano (otra vez llegamos tarde a la cita con los expresionistas). Otro guardia flanquea la entrada a la Sorbonne (¿por si acaso un terrorista?). Unos niños juegan fútbol frente al Panteón donde reposan Victor Hugo y Emile Zolá …

París ‘is’ magique

Claro que los turistas no solemos pasearnos por la periferia. No visitamos Saint Dennis, buscamos el Institut du Monde Arabe o el café de Amelie Poulin. Sólo somos una especie de “inmigrantes bienvenidos” por pocas horas, y ni siquiera hablamos francés, pero no importa… París ‘is’ magique…

Frente al Panteón: "Aux Grands Hommes la Patrie Reconnaissante"

Me lo recuerda este señor pequeñito de cara redonda. En mi primera visita los parisinos me habían parecido arrogantes, incapaces de apreciar mi esfuerzo por pedir una baguette en francés – con un acento de diccionario que no volveré a intentar ni por escrito.

Pero este señor, parisino, se ha sentado a mi lado, bamboleante, en el metro. De traje y corbata. Bosteza: diámetro máximo. La cara roja. Como un tomate. O como una manzana, ya que estamos en París… Abre la boca al máximo y exhala: aliento etílico. Si vuelve a bostezar me prenderá fuego. Bosteza de nuevo. Le suena la nariz – brrrrrrrrrrrrrr, como un motor averiado.

Me desternillo a carcajadas…

En la estación del metro, Laumière

Sorry madame!, me dice. París ‘is’ magiqueyou are welcome! Y otra vez me desternillo! Y  le agradezco.

Where are you comming from?, nos oye hablar y se intriga. From Germany, le digo. But you are speaking spanish, me mira con asombro y gira el dedo índice en su sien (le parece que estoy un poco loca).

Say something in german, me pide (y advierte: I speak german too). Le hablo…

Freude!, grita. Debe gustarle la 9na de Beethoven, pues “Alegría” es la única palabra de ese idioma que recuerda… Sorry madame, I´m a ‘kaputt’ man… – “soy un hombre roto”, dice un poco avergonzado. Pero Paris ‘is’ magique! – y no es que lo diga él, ya lo decían Bogart y Bergmann y Cortázar y la Maga

Anuncios

9 Respuestas a “París is “magique”…

  1. Sí, París es mágica. Y encierra tantas historias… Y si te fijas, si lo deseas, puedes ver a la Maga en el callejón menos pensado.
    Gracias por tu entrada. Preciosa.

  2. Querida Rosi, qué post más lindo, y las fotos…
    Besos para tí, desde ¨el lado de acá¨.

  3. Dani, qué maravilla tenerte por acá! Tengo que postear más a ver si te leo más :-D Tengo un par de postcitos en el tintero, así que te espero en estos días por acá! Besos

  4. me agrado mucho tu blog

  5. París es… cómo decirte, el Mundo Real. Recuerdo cuando salí aquella vez en barco, tú sabes, y vi desde lejos, con prismáticos, las costas del “Yuma”. Ah, el Yuma existe, me dije con desvergonzada inocencia. Y luego salté a tierra en Freeport (eso de Free ahora me suena muy simbólico) y me dije: Al fin el Mundo Exterior (con tono “mi tío Max el viajero”.
    Pero París… Mon Dieu !!! Je sais que vais pleurer devant la Seine… es más, ya estoy llorando, casi, con el sueño de París.
    Esta crónica tuya vale más que 100 guías de turismo Planeta Solitario. Gracias.

    • Sí, París bien vale una misa, hmmmm, aunque ahora eso de la misa con los escándalos de los oficiadores no le haría el tributo que se merece, pero sí, “Paris is magique”!!!! muuuuuuuy “magique”

  6. Ye te digo.. yo crezco cada vez que leo tus cosas y además -como valor agregado- siento una felicidad inmensa! Estuve en París, en la cola de “la torre”, en la Seine, en el Sacre Coeur, en el metro… en el metro.

  7. Rosa, qué linda crónica!!! Me llegó, y más ahora que acabo de regresar de allá. Gracias de verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s